CONTENIDO

Riesgos Generales

Para reducir la siniestralidad en el sector es fundamental identificar los riesgos existentes en los lugares y puestos de trabajo y conocer las medidas preventivas adecuadas a adoptar para reducirlos.

Hay que tener en cuenta que en todo sistema de trabajo se producen una serie de anomalías o situaciones de riesgo que pueden producir daños a las personas.

Las causas de los accidentes normalmente no producen molestias, desniveles sin proteger, productos químicos almacenados en una esquina por lo que a veces no hay prisa por solucionarlas. En otras ocasiones se desconoce la existencia de un peligro por quienes están expuestos al mismo.

Es necesario que todas aquellas personas que trabajen en empresas o explotaciones agrarias conozcan los principales riesgos que pueden estar presentes en su medio laboral, así como las medidas de control o eliminación.


Riesgos ligados a las condiciones de seguridad

La seguridad en el trabajo es el conjunto de técnicas y procedimientos que tienen por objeto, eliminar o reducir el riesgo de que se produzcan los accidentes de trabajo. En esta especialidad se identifican los riesgos relacionados con:

INVICIBLE NO EDITAR

Lugar de trabajo

 

¿Qué se entiende por lugar de trabajo?

Por lugar de trabajo se entiende las áreas edificadas o no, en las que los trabajadores deban permanecer o a las que puedan acceder en razón de su trabajo. Se considerarán incluidos en esta definición los servicios higiénicos y locales de descanso, los locales de primeros auxilios y los comedores.

Lugares de no aplicación en sector agrario

En el artículo 2 del Real Decreto 486/1997 se establecen los lugares de trabajo de no aplicación de esta normativa. En este artículo en el apartado “e” se establece que “Los campos de cultivo, bosques y otros terrenos que formen parte de una empresa o centro de trabajo agrícola o forestal pero que estén situados fuera de la zona edificada de los mismos” no deberán adecuarse a este Real Decreto debido a las peculiaridades inherentes al entorno en el que se desarrolla el trabajo (medios de transporte y campos de cultivo).

Riesgos derivados del lugar de trabajo:

  • Caídas al mismo nivel
  • Caídas al distinto nivel
  • Pisadas sobre objetos
  • Chiques contra objetos móviles
  • Atropellos con vehículos
  • Caídas de objetos por desplome o derrumbamiento

Se puede conseguir un lugar más seguro de trabajo aplicando, las siguientes recomendaciones:

  • Mantener orden y limpieza, los materiales (cajas, plásticos, los cables, mangueras, aperos viejos,…) y otros productos de desecho han de poder ser retirados.

 

  • Los sobrepisos, altillos, rampas o cualquier desnivel presente en la explotación  deberán disponer de barandillas que eviten las caídas.

  • En el caso de  máquinas estacionadas o maquinaria fija, se debe guardar las distancias de separación que permitan a los trabajadores suficiente espacio para el acceso y movimientos seguros alrededor de la máquina.
  • Los pasillos, corredores y escaleras deben ser de dimensiones adecuadas y estar libres de obstáculos:


  • Las condiciones de iluminación deben ser adecuadas.

     

  • Las instalaciones generales (electricidad, agua, aire comprimido, etc) estarán en buen estado de conservación mediante un mantenimiento adecuado. Los cuadros eléctricos deberán estar señalizados y cerrados.

  • Los suelos, han de ser no resbaladizos, y se deberá utilizar calzado apropiado al tipo de suelo.

     

  • Los huecos, paredes y accesos por los que puedan caer materiales o personas deben tener colocadas protecciones adecuadas.

     

  • Es importante ver el estado de conservación de los techos y cubiertas antes de comenzar el trabajo para evitar derrumbes o caídas.

     

        

Herramientas

 

Muchas de las lesiones que se producen se deben a la utilización de herramientas manuales (martillos, sierras, gubias, azadas, tijeras, cuchillos ) o accionadas por motor ( taladradoras, esmeril)

Riesgos derivados de las herramientas:

Las causas de las lesiones son: inadecuada utilización de las herramientas, utilización de herramientas defectuosas, empleo de herramientas de mala calidad, transporte y almacenamiento incorrecto”

Los riesgos más importantes son:

  • Proyección de fragmentos
  • Contacto con elementos cortantes
  • Golpes y caídas de las herramientas
  • Contacto eléctrico
  • Sobreesfuerzos

Se puede conseguir herramientas de trabajo seguras si se aplican las siguientes recomendaciones:

  • Adquisición de herramientas de calidad.
  • Se usarán sólo para el trabajo para el que han sido diseñadas.
  • Formación adecuada para la utilización de cada tipo de herramienta.
  • Utilización de gafas protectoras cuando haya peligro de proyección de partículas.
  • Utilización de guantes al manipular herramientas cortante
  • Mantenimiento periódico del estado de los mangos, recubrimientos, aislantes.
  • Nunca se deben llevar en bolsillos, llevar un cinturón portaherramientas.
  • Almacenamiento en cajas o paneles, donde cada herramienta tenga su lugar.
  • Herramientas eléctricas con doble aislamiento o con tensión de seguridad ( 24 voltios)
  • Seguir las instrucciones del fabricante.
Maquinaria

 

Una máquina puede generar diversos peligros, por tanto debe tener unas exigencias básicas de seguridad atendiendo a los materiales utilizados y productos fabricados.

Para evitar accidentes se deben llevar a cabo las siguientes actuaciones:

  • Adquirir máquinas seguras (máquinas con marcado CE)
  • Instalar, utilizar y mantener adecuadamente la máquina, siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Los medios de protección de las máquinas deben de dar una protección efectiva al operario y a terceras personas.
  • Revisar las máquinas de las que ya se dispone.

Los riesgos que generan las máquinas los podemos clasificar en:

A) Peligro mecánico: son los causados por elementos físicos de la máquina:

  • Elementos móviles (cuchillas, carros ,etc)
  • Elementos de transmisión (ejes, poleas, etc)
  • Proyección de elementos de la máquina por rotura.
  • Proyección del material trabajado.

B) Peligro eléctrico: choque eléctrico o quemadura por contacto con partes en tensión (contacto directo) o accidentalmente en tensión (contacto Indirecto), o aislamiento no adecuado.

C) Peligro térmico: quemaduras por contacto con objetos o materiales calientes.

D) Peligros producidos por la exposición al ruido: Las máquinas son ruidosas y pueden causar pérdida de la agudeza auditiva, fatiga, interferencia con la comunicación oral y con señales acústicas.

E) Peligros producidos por la exposición a vibraciones: Las vibraciones muy intensas pueden dar lugar a trastornos musculares.

F) Peligros por mal diseño de las máquinas: La inadecuación de la máquina a las características y aptitudes humanas, puede ser origen de efectos fisiológicos derivados de posturas incómodas, esfuerzos excesivos o repetitivos.

En algunas ocasiones no se puede eliminar el riesgo en el origen y por lo tanto hay que utilizar medios de protección colectiva: resguardos y dispositivos de seguridad.

No debe confundirse el RESGUARDO con el DISPOSITIVO.

Un resguardo: es un componente de una máquina utilizado como barrera material para garantizar la protección (ej: puntos de engranaje de una empacadora.)

Un dispositivo de protección: es aquel que impide que se inicie el trabajo de la máquina mientas haya presencia humana en la zona peligrosa.

Para realizar trabajos de reparación, mantenimiento o limpieza de una máquina, debe consultarse antes: el libro de instrucciones, que acompaña a la máquina, y luego reponer los resguardos y dispositivos.

Se deben adquirir máquinas seguras e instalar, utilizar y mantener adecuadamente la máquina, siguiendo las instrucciones del fabricante.

La certificación de una máquina (marcado CE) indica que cumple todos los requisitos esenciales de seguridad y salud correspondientes.

Electricidad

 

La electricidad presenta importantes riesgos que es preciso conocer y prever. El paso de la corriente eléctrica por el cuerpo humano puede producir quemaduras graves y muerte por asfixia o paro cardiaco.”

 


Los riesgos a los que nos vemos sometidos pueden ser:

  • Contactos eléctricos
  • Incendios y explosiones.

  Los contactos eléctricos pueden ser:

  • “contacto directo” “es el que se produce con las partes activas de la instalación, que se encuentra habitualmente en tensión (por ej. un cable eléctrico)”. Para evitar los contactos directos tenemos que alejar los cables y conexiones de los lugares de trabajo y paso, recubrir las partes en tensión con material aislante, y utilizar tensiones de seguridad inferiores a 24 voltios.
  • “contacto indirecto”. “es el que se produce con masas puestas en tensión accidentalmente (por ej. La carcasa de un motor.)

Para evitar los contactos indirectos existen dos medios de defensa:

  • La puesta a tierra (que desvía una gran parte de la corriente eléctrica que, de otro modo, pasaría a través del cuerpo al trabajador.)
  • Y el interruptor diferencial (que es un aparato de gran precisión que corta la corriente casi en el mismo momento de producirse una corriente de desviación hacia la carcasa o masa.)

Las medidas preventivas a adoptar para evitar el riesgo eléctrico son:

  1. Antes de trabajar en cualquier instalación se comprobará la ausencia de voltaje con aparato adecuado.
  2. No realizar trabajos eléctricos sin estar  capacitado y autorizado para ello.
  3. Utilice equipos y medios de protección individual certificados.
  4. En los lugares mojados o metálicos utilice sólo aparatos eléctricos portátiles en pequeñas tensiones de seguridad.
  5. Vigile que su entorno sea seguro.
  6. Todos los cables de alimentación tendrán aislamiento seguro y sin deterioro.
  7. Todas las conexiones se harán por medio de clavijas normalizadas.
  8. Todas la herramientas eléctricas manuales han de estar protegidas: con tensiones de seguridad (24 voltios), interruptores diferenciales de alta sensibilidad (30mA), instalación de puesta a tierra, doble aislamiento, etc.
  9. Se comprobará periódicamente el correcto funcionamiento de las protecciones.
  10. Se desconectarán al término de su utilización o cuando se produzca una pausa en el trabajo.
  11. No hay que tirar del cable. Siempre se debe desconectar cogiendo la clavija-conector y tirando de ella

Si tienes que trabajar en instalaciones eléctricas recuerde siempre las cinco reglas de oro:

  1. Cortar todas las fuentes en tensión.
  2. Bloquear los aparatos de corte.
  3. Verificar la ausencia de tensión.
  4. Poner a tierra y en cortocircuito todas las posibles fuentes de tensión.
  5. Delimitar y señalizar la zona de trabajo.
Incendio y explosiones

 

El fuego es un factor de riesgo muy importante, especialmente por la gravedad de los efectos y riesgos que ocasiona.

Para que el fuego se inicie es necesario que coincidan en el tiempo y lugar una serie de factores: combustible, comburente y calor.

Factores del fuego:

  • COMBUSTIBLE: Sustancia capaz de arder. Puede ser sólida, líquida o gaseosa.
  • COMBURENTE: Aquello que provoca o favorece la combustión ( el comburente normal es el AIRE)
  • CALOR: Es necesario que exista un foco que proporcione el calor suficiente para que el fuego se produzca.

Los focos más comunes pueden ser: cigarrillos, chispas, fallos eléctricos, etc. IMPORTANTE: para evitar el inicio bastará con eliminar alguno de los factores de fuego.

Los riesgos ligados a los incendios son:

Según el origen, el fuego se divide en cuatro clases:

  • CLASE A. FUEGO SÓLIDO: lo producen los materiales combustibles como telas, papeles , tejidos, desperdicios.
  • CLASE B. FUEGO LÍQUIDO: son los fuegos debidos a líquidos inflamables, como gasolina, gasoil, pinturas, aceites.

  • CLASE C. FUEGO DE ORIGEN ELÉCTRICO: son los fuegos que se dan en materiales, instalaciones o equipos sometidos a la acción de la corriente eléctrica tales como motores, transformadores, cables, tableros interruptores ,etc.

  • CLASE D. FUEGOS ESPECIALES: Son fuegos originados en metales combustibles, llamados fuegos químicos. Son los menos frecuentes. Son ejemplos el magnesio, titanio.

  Las normas para evitar el inicio de un incendio son:

  • Almacenar los productos inflamables y combustibles aislados y alejados de las zonas de trabajo.
  • Utilizar recipientes herméticamente cerrados, tanto para almacenamiento, transporte o depósito de residuos.
  • Limpiar, drenar o lavar, antes de mantener o reparar instalaciones que han contenido, o por las que han circulado, productos inflamables.
  • Prohibición de fumar y de introducir útiles que puedan  generar llamas o chispas.
  • Alejar de las zonas de incendio fuentes de calor (calderas, estufas, tractores.)
  • Evitar que la instalación eléctrica sea de origen de focos de calor. Cuando termine la jornada todos los aparatos eléctricos se desconectarán de la red.
  • No mezclar sustancias químicas cuya reacción desconozca, pues puede desprenderse calor suficiente para generar el incendio.
  • Poner en conocimiento de las empresas contratadas que trabajen en nuestros locales los riesgos de incendio

La protección contra incendios es el conjunto de medidas destinadas a controlar un incendio, si se produce.  Una buena protección viene en función de una buena detección, extinción y alarma.

Es importante dotar a las instalaciones de detección automática o al menos hacerlo en zonas donde el riesgo de incendio puede ser mayor.

Es necesario conocer los diferentes tipos de fuego y la adecuación de cada uno de los agentes extintores frente al mismo.

Almacenamiento, manipulación y transporte

 

Almacenamiento:

La mala ordenación de los almacenes, además de producir pérdidas de tiempo importantes, puede originar desplomes, atropellos, golpes, incendios, etc.

Los diversos almacenes (silos, piensos, sacos, abonos, granos, etc) deben distribuirse en consonancia entre sí para no interferir sus accesos y eliminar choques, golpes, atropellos, etc.

Las medidas preventivas a adoptar para evitar estos accidentes son:

  • Almacenar debidamente los objetos en sentido vertical sobre el nivel del suelo de manera que no se descompensen.
  • No dejar que los objetos sobresalgan de los montones o pilas donde se encuentran.
  • No subir a los bastidores para llegar a las repisas superiores; en una estantería, utilizar escaleras.
  • No apoyar los montones pesados en paredes estructurales.
  • Calzar los objetos que puedan rodar, como los cilindros, y mantener los artículos pesados cerca del nivel del suelo.
  • Proteger el material de la humedad y el calor.
  • Retirar de la zona de trabajo lo que no se utilice.
  • Evitar dañar contenedores, bastidores y materiales por las horquillas de las carretillas elevadoras y otros vehículos.

Transporte y manejo de materiales.

Los equipos para levantamiento de cargas deben ser diseñados, para poder ser utilizados en condiciones aceptables de seguridad.

Los equipos para levantamiento de cargas deben ser diseñados, para poder ser utilizados en condiciones aceptables de seguridad.

Equipos de levantamiento de cargas:

 

 

 

El peligro más frecuente que comportan estos equipos es el mal funcionamiento de algunos de sus elementos, lo cual puede originar roturas con posibilidad de consecuencias graves, ya sea por caídas de objetos, caídas de altura, golpes o atrapamientos. 

Las medidas preventivas a adoptar para evitar accidentes en el transporte y manejo de materiales:

  • Utilizar los equipos adecuados a la función que se va a realizar.
  • Revisar los equipos periódicamente ( cables, cuerdas ,etc)
  • Comprobar previamente todos los elementos importantes antes de poner la máquina en funcionamiento.
  • La elevación y descenso de cargas se hará lentamente, evitando todo arranque y parada brusca.
  • No se dejarán cargas suspendidas.
  • No se trasladarán cargas por encima de personas o puestos de trabajo, prohibiéndose que las personas permanezcan debajo de cargas izadas.
  • Se situará al que maneje la máquina en una posición desde la que controle tanto la zona de carga como la de descarga.
  • Los maquinistas y conductores deben poseer la formación teórica y práctica, suficiente y adecuada.
  • Cuando no se estén utilizando las máquinas, se guardarán las llaves en lugar seguro.
  • Las zonas de circulación de materiales y personas estarán claramente delimitadas y, si es posible, separadas.
  • Las zonas de circulación deberán estar libres de obstáculos.
  • Las zonas de circulación y paso estarán bien iluminadas.
  • La anchura de la zona debe ser la adecuada, en función de la máquina.

La ELEVACIÓN MANUAL DE CARGAS, es una de las mayores causas de lesiones en el medio laboral. Hay que diseñar y organizar el trabajo de forma que la manipulación de cargas sea mínima.

Señalización

 

Las señales de seguridad son aquellas que resultan de la combinación de una forma geométrica, un color de seguridad y un pictograma.

A la hora de atender a las señales que se encuentran en las instalaciones deberemos de tener en cuenta que:

  • Señales de advertencia:
    • Forma triangular.
    • Pictograma negro sobre fondo amarillo, bordes negros.

       

 

  • Señales de prohibición:
    • Forma redonda.
    • Pictograma negro sobre fondo blanco, bordes y banda rojos.

       

 

  • Señales de obligación:
    • Forma redonda.
    • Pictograma blanco sobre fondo azul.

  • Señales relativas a los equipos de lucha contra incendios:
    • Forma rectangular o cuadrada.
    • Pictograma blanco sobre fondo rojo.

  • Señales relativas a los equipos de lucha contra incendios:
    • Forma rectangular o cuadrada
    • Pictograma blanco sobre fondo verde

       

Mantenimiento

 

El mantenimiento de cualquier equipo de trabajo es necesario para prevenir averías. En el caso de explotaciones agrarias un buen mantenimiento puede evitar muchos de los accidentes laborales que se producen en el campo con la maquinaria agrícola.

Medidas preventivas a adoptar para evitar accidentes debido a la realización del mantenimiento:

  • Siempre se seguirá las indicaciones del fabricante. Leer el manual de instrucciones
  • Las revisiones las hará exclusivamente personal autorizado para ello.
  • La maquinaria deberá estar apagada, aislando todas las redes de energía.
  • SI varios trabajadores utilizan la misma máquina, por ejemplo una línea de procesado, deberá utilizarse un dispositivo de bloqueo para parar la máquina.
  • La maquina se podrá volver a poner en marcha cuando se hayan quitado todos los bloqueos.
  • Utilizar los equipos de protección individual adecuados para la realización de las tareas de mantenimeinto.


Riesgos  ligados a  agentes contaminantes

Los trabajadores del sector agrario desarrollan su actividad en un medio ambiente que puede llegar a dañar su salud  a corto, medio o largo plazo.

La presencia de sustancias químicas es habitual en el entorno de trabajo. Los productos químicos que se encuentran en el lugar de trabajo suelen ser potencialmente más peligrosos que los que se encuentran en la vida cotidiana.

En el ambiente de trabajo pueden existir diversas formas de energía que pueden dañar al trabajador por su naturaleza, su cantidad (intensidad). La energía está presente bajo diversas formas, energía mecánica (ruido y vibraciones), energía electromagnética (radiaciones) y energía calorífica (calor o ausencia de calor (frio)). Por último, existen microorganismos que pueden causar enfermedades en las personas como son hongos, bacterias, virus, presentes en los productos que se manipulan (vegetales, madera,..) o en seres vivos (ganados o insectos)

Riesgos por agentes contaminantes

La presencia de substancias químicas en el medio ambiente es algo habitual tanto en la vida cotidiana como en la laboral. Sin embargo, los productos químicos que se encuentran en el trabajo agrícola y ganadero suelen ser mucho más numerosos y potencialmente más dañinos que los que se encuentran en casa o en la calle.

Los factores de riesgos higiénicos son aquellos que están presentes en el entorno ambiental de los trabajadores y pueden ser:

    • Contaminante  o agente químico.
    • Contaminante o agente físico.
    • Contaminante o agente biológico.

La higiene industrial es una técnica no médica encargada de prevenir los riesgos generados por todos estos agentes.

INVICIBLE NO EDITAR

Contaminantes químicos

 

Los contaminantes químicos, también llamados agentes químicos, son substancias que por la forma de presentarse, pueden ser absorbidas por el organismo y producir en poco tiempo, o a lo largo de los años, efectos dañinos para la salud del individuo. Pueden producir daños si la cantidad absorbida, o dosis, es suficiente.

La dosis depende de la cantidad del agente presente (concentración) y del tiempo que se permanezca expuesto a la acción (tiempo de exposición)

Cuadro explicativo de los posibles efectos de los productos tóxicos sobre el cuerpo humano:

Los agentes químicos son absorbidos por el organismo a través de una o varias vías de entrada que, por orden de importancia, son las vías respiratorias, dérmica,  digestiva  y  parenteral.

Contaminantes Físicos

 

En la exposición a contaminantes físicos se deben tener en cuenta los siguientes riesgos:

1. Ruido y Vibraciones
2. Radiaciones
3. Ambiente térmico
4. Iluminación

1. Ruido y Vibraciones

Ruido: El ruido es todo sonido no deseado, molesto, inútil y peligroso para la salud.

Se caracteriza por el nivel y la frecuencia. Cuanto más fuerte golpeamos dos objetos entre sí, mayor será el nivel de ruido, pero su frecuencia no depende de eso, depende de los materiales que chocan. La sirena de una ambulancia es ejemplo de ruido de frecuencias altas, mientras que el motor de un coche emite sonido de frecuencias fundamentalmente medias y bajas. El individuo medio tiene capacidad para oír sonidos entre 20 y 20.000 Hz (Herzios) y las conversaciones normales constan de sonidos entre 500 y 3000 Hz.

Los efectos que una situación de ruido puede provocar sobre las personas son:

    • Pérdida de audición.
    • Efectos psicológicos: irritabilidad, agresividad, alteraciones en el sueño.
    • Interferencias en conversaciones: errores en la transmisión de órdenes, disminución de la seguridad en el puesto de trabajo.
    • Efectos fisiológicos: aumento de presión sanguínea, acelera la actividad cardiaca, produce trastornos digestivos.

Señalaremos cuatro factores de riesgo como origen de la pérdida auditiva:

    • Nivel de ruido: a mayor ruido, mayor daño.
    • Tipo de ruido: puede ser continuo o estable. Los ruidos de impacto con niveles superiores a 140dB, pueden generar un trauma acústico, de forma inmediata.
    • Según el tiempo de exposición del trabajador a la situación de ruido
    • Edad del trabajador

El empleo de equipos de protección individual, es un procedimiento límite, al que sólo se puede recurrir cuando otros procedimientos técnicos han resultado inviables o insuficientes. En estos casos cuando ha sido imposible eliminar el riesgo se procederá a dar al trabajador equipos de protección individual como: tapones auditivos, orejeras y cascos.

Una vibración es un movimiento oscilatorio de las partículas de un cuerpo respecto a una posición o punto fijo, en un medio físico cualquiera.

Vibraciones

El número de oscilaciones que hace por segundo una vibración se llama frecuencia y se mide en herzios (Hz).

Las vibraciones pueden ser:

  • GLOBALES: está implicado todo el cuerpo, conducción de vehículos (tractor, etc). Afecta a la columna vertebral y sistema digestivo.
  • MANO-BRAZO: uso de herramientas manuales. Afecta a articulaciones y sistema nervioso

Las vibraciones pueden ser de muy baja frecuencia (las que generan, el balanceo de trenes y barcos producen mareo); de baja frecuencia, como las de los vehículos en movimiento, tractores, carretillas elevadoras, etc., que provocan efectos sobre el oído interno y retardo en los tiempos de reacción; y de elevada frecuencia, tales como las que producen las motosierras, los martillos neumáticos, que tienen consecuencias más graves como son problemas articulares, y en brazos y piernas.

Medidas preventivas ante vibraciones:

  • Modificar procesos, para evitar herramientas vibratorias.
  • Revisión y mantenimiento periódico de maquinaria.
  • Interposición de pantallas, o elementos absorbentes de las vibraciones.
  • Pausas de aproximadamente 10 minutos por cada hora de trabajo.
  • Reconocimientos médicos periódicos.

2. Radiaciones

Las radiaciones son ondas electromagnéticas emitidas por determinadas materias.

Se dividen en:

  • Ionizantes: una radiación es ionizante cuando, al chocar con la materia, origina partículas con carga eléctrica (iones). Las exposiciones a radiaciones ionizantes pueden originar daños muy graves e irreversibles para la salud (entre ellos, la generación de cáncer).
  • No ionizante: sus efectos sobre el organismo son de diferente naturaleza, dependiendo de la banda de frecuencias de que se trate.

Existen:

  • Radiación Ultravioleta: que afecta a la piel (quemaduras, cáncer) y ojos (conjuntivitis).
  • Radiación infrarroja: que afecta a la piel (quemaduras) y a la retina.
  • Microondas: que por la capacidad que tienen, pueden causar quemaduras profundas.
  • Láser: que destruye los tejidos por su capacidad de penetración.

Medidas preventivas:

  • Tiempo: reducir al máximo la exposición.
  • Distancia: la intensidad decrece con el cuadrado de la distancia.
  • Blindaje: las barreras atenúan la intensidad.
  • Medidas protectoras más importantes:
    • Encerramientos.
    • Apantallamientos.
    • Ventilación adecuada.
    • Limitación del tiempo de exposición.
    • Utilización de medios de protección personal.
    • Información a los trabajadores expuestos.

3. Ambiente térmico:

El ser humano necesita mantener una temperatura interna de aproximadamente 37ºC para el desarrollo de la vida; para lograr esta temperatura se posee mecanismos físicos y fisiológicos.

Mediante la actividad física el hombre genera calor y dependiendo de lo intensa que sea esta actividad, la cantidad de este calor será mayor o menor.

Para evitar que la acumulación del calor producido por el cuerpo descompense la temperatura interna, el hombre utiliza mecanismos que posee, destinados a disipar al ambiente el exceso de calor acumulado, por ejemplo el sudor.

Las formas de intercambio de calor entre el organismo y el ambiente dependen de las condiciones del medio ambiente de trabajo, que son:

  • La temperatura del aire.
  • La temperatura húmeda.
  • La velocidad del aire.
  • El tipo de vestimenta
  • El consumo metabólico del individuo.

Valores óptimos de temperatura y humedad según tipo de trabajo efectuado:

Las medidas preventivas a adoptar para evitar riesgo por ambiente térmico son:

  • Acción sobre la fuente de calor: apantallamiento  de los focos de calor.
  • Acción sobre el ambiente térmico: disponer de ventilación necesaria para evitar el calentamiento del aire, e incluso de ventilación forzada.
  • Acción sobre el individuo: como último recurso y cuando las anteriores medidas no sean efectivas o no puedan ser aplicadas.
  • Se debe disponer de prendas de protección adecuadas.

4. La Iluminación:

La iluminación es un factor que condiciona la calidad de vida y determina las condiciones de trabajo en que se desarrolla la actividad laboral, sin embargo, a menudo no se le dispensa la importancia que se merece debido a la gran capacidad con que nuestros ojos se adaptan a condiciones insuficientes de iluminación.

Los conceptos utilizados en iluminación son:

  • El nivel de iluminación es la cantidad de luz que se recibe por unidad de superficie y su unidad es el lux.
  • La luminancia es la cantidad de luz devuelta por unidad de superficie en la dirección de la mirada. Determina el aspecto luminoso de una superficie y su unidad es la candela por metro cuadrado (cd / m2 )
  • El contraste es la apreciación subjetiva de la diferencia de apariencia de dos partes del campo visual vistas simultánea o sucesivamente.
  • El deslumbramiento es la incapacidad temporal de ver. Está originado por la presencia en el campo visual de una fuente de elevada luminancia que produce la insensibilización de la retina.

La iluminación natural es deseable por la calidad de luz que proporciona y por el bienestar que implica. No obstante, debido a que su intensidad varía con las estaciones y las horas del día, se recurre a la iluminación artificial.

Valores mínimos de iluminación:


La iluminación es un factor importante de productividad,  por lo tanto tenemos que tener presente estas recomendaciones:

  • Adecuar el número, la distribución y la potencia de las fuentes luminosas a las exigencias visuales de la tarea.
  • Mantenimiento y sustitución de las lámparas de forma regular. El rendimiento disminuye con el uso.
  • Limpiar regularmente las lámparas, y las paredes. El polvo depositado reduce la cantidad de luz emitida.
  • Pintar las paredes y techos con colores claros.
Agentes Biológicos

 

Los agentes biológicos son los microorganismos y endoparásitos humanos susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad.

Pueden propagarse en el medio laboral a través del agua, el aire, el suelo, los animales, las personas, los alimentos y las materias primas (carne, pescado, fruta, algodón)

Exposición a agentes biológicos:

Los agentes biológicos se pueden clasificar según su peligrosidad en cuatro grupos, atendiendo a cuatro características:

  • La capacidad del agente de provocar enfermedad en el hombre.
  • La peligrosidad para los trabajadores expuestos.
  • La capacidad de contagio de la enfermedad causada entre un grupo humano.
  • La existencia de tratamiento adecuado para la enfermedad.

     

Clasificación de los agentes biológicos

  1. Grupo primero: poco probable que causen  enfermedad al hombre.
  2. Grupo segundo: pueden causar enfermedad al hombre, pueden presentar peligro a trabajadores .Es poco probable que se propague y generalmente existen tratamientos eficaces
  3. Grupo tercero: pueden causar enfermedad grave y serio peligro a los trabajadores. Existe el riesgo de que se propague, pero generalmente hay tratamiento eficaz.
  4. Grupo cuarto: causa enfermedad grave y serio peligro a trabajadores. Existen muchas probabilidades de que se propague y, generalmente, no existe un tratamiento eficaz.

Para evaluar el riesgo de exposición a los diferentes agentes químicos, físicos y biológicos es necesario conocer los valores del nivel de presencia del agente en el medio ambiente de trabajo y el tiempo de exposición del trabajador a los mismos y comparar este dato con otro valor de referencia, llamado criterio de valoración o valor límite.

Si este valor límite es superado, la salud de los trabajadores puede encontrarse en peligro.

El criterio de valoración es un valor establecido en la legislación del país o, en caso de que en ésta no exista, por una institución reconocida.

Cuando el riesgo se halla presente, y no es posible eliminarlo, hay que minimizar el riesgo. Para ello se actúa sobre el foco emisor, o el medio transmisor o sobre el receptor (el propio trabajador), o sobre una combinación de ellos.

  1. Actuaciones sobre el foco
  • Sustituir el agente por otro no peligroso o al menos no tan peligroso
  • Modificar el proceso, automatizar para hacer innecesaria la presencia del trabajador durante su funcionamiento o utilizar productos en otro estado
  • Encerramiento, encapsulado o aislamiento del proceso
  • La extracción localizada es una manera de eliminar el agente químico del ambiente en el momento en que este se genera.

El mantenimiento preventivo de los equipos evita emisiones accidentales al mejorar y mantener un buen estado de uso

2. Actuaciones sobre el medio

Por medio entendemos el espacio que media entre el foco y el receptor.

  • La limpieza
  • La ventilación por dilución es utilizada junto a la extracción localizada. Consiste en introducir grandes caudales de aire para renovar el existente y así, disminuir la concentración del tóxico.
  • El aumento de la distancia entre el foco y el receptor

Los sistemas de alarma no disminuyen el riesgo, sólo avisan cuando se supera una concentración o una cierta intensidad. Sirven para detectar fugas.

3. Actuaciones sobre el receptor

  • Reducir el tiempo de exposición
  • El encerramiento del trabajador (por ejemplo  cabina cerrada de un tractor, etc.)
  • Los equipos de protección individual

La formación e información al trabajador, son el primero y básico eslabón en la acción preventiva.


Riesgos  ligados a  la carga de trabajo

La realización de cualquier trabajo supone consumir energía física y mental. Trabajar supone un esfuerzo que hay que conocer para valorar las consecuencias del mismo sobre la salud del trabajador y sobre la eficacia del trabajo realizado.

Se supone una situación de riesgo, cuando un la exigencia del puesto de trabajo no le permite al trabajador recuperarse física y mentalmente.

Un desequilibrio entre las exigencias del puesto de trabajo y la capacidad del trabajador puede suponer un riesgo para la salud.

Por ello, es imprescindible conocer las características físicas y mentales de cada puesto de manera que se pueda adaptar a las capacidades y características del trabajador que lo ocupa.

Por otro lado en cualquier puesto de trabajo organizado confluyen determinados factores conocidos como psicosociales que pueden favorecer o impedir la satisfacción laboral del trabajador y la calidad de su trabajo.

El trabajo supone consumir energía, física y mental. El trabajo es sinónimo de fatiga. La fatiga es la consecuencia lógica del esfuerzo realizado y debe estar dentro de unos límites que permitan al trabajador recuperarse después de una jornada de descanso. Este equilibrio se rompe si la actividad laboral exige al trabajador energía por encima de posibilidades, con el consecuente riesgo para su salud.

Es imprescindible conocer las exigencias físicas y mentales de cada trabajo, de manera que se adapte  a las capacidades y características de los individuos.

INVICIBLE NO EDITAR

La carga de trabajo

 

Es el conjunto de requerimientos físicos y mentales a los que se ve sometida la persona a lo largo de su jornada laboral. Hay que distinguir entre la carga física de trabajo y la carga mental.

La carga física es el conjunto de requerimientos físicos a los que se ve sometida la persona a lo largo de su jornada laboral.  Para estudiar la carga física hay que conocer:

  • Los esfuerzos físicos: cuando se realiza un esfuerzo físico se desarrolla una actividad muscular, que puede ser estática o dinámica.
  • La postura de trabajo: las posturas desfavorables contribuyen a que el trabajador sufra cansancio y que a largo plazo puedan tener consecuencias más graves.
  • La manipulación de cargas: en trabajos que sea necesario manipular de forma manual cargas, se establece que el riesgo debe suprimirse mediante la utilización de equipos mecánicos, adoptar medidas técnicas y organizativas para reducirlo. Muy importante informar y formar de forma correcta del manejo de cargas.

Para levantar cargas, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Apoyar los pies firmemente
  • Separar los pies una distancia aproximada de 50 cm. el uno del otro
  • Doblar la cadera y las rodillas para coger la carga
  • Coger la carga manteniéndola lo más cerca posible del cuerpo, levantándola gradualmente, estirando las piernas y manteniendo la espalda recta.
  • La cabeza debe permanecer levantada.
  • La carga debe distribuirse entre las dos manos, dentro de lo posible.


Dibujo de manipulacion de cargas. Lo tiene ASAJA NACIONAL

Para dar una definición global de la carga de trabajo es necesario hablar de la carga mental, además de la física.

La carga mental

 

Se considera carga mental el sobre-nivel de actividad mental, necesario para desarrollar el trabajo.

Los factores que inciden sobre la carga mental son:

  • La cantidad de información que se recibe
  • La complejidad de la respuesta que se exige
  • El tiempo en que se ha de responder
  • Las capacidades individuales

¿Cómo podemos medir la carga mental?”

Hay dos métodos diferentes para poder medir el nivel de carga mental

  • Métodos objetivos: se basa en la valoracion de la cantidad y calidad del trabajo real. Se mide con las reacciones del organismo tales como la actividad cardiaca, la actividad respiratoria.
  • Métodos subjetivos: Completan a los métodos objetivos y consisten principalmente en la impresión de sobrecarga que tengan los propios trabajadores.
La fatiga

 

Es la  disminución de la capacidad física y mental de un individuo, después de haber realizado un trabajo durante un periodo de tiempo determinado. ”.

Los síntomas de la fatiga son:

  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Falta de energía y de voluntad para trabajar
  • Salud más frágil
  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Insomnio
  • Pérdida de apetito

Las medidas preventivas para prevenir la fatiga:

  • Adaptar la carga de trabajo (física y mental) a las capacidades del trabajador
  • Situar los elementos de mando y control dentro del campo eficaz de trabajo del operario
  • Organizar las tareas de manera que sea posible combinar distintas posturas de trabajo
  • Procurar dotar a las tareas de un nivel de interés creciente
  • Controlar la cantidad y la calidad de la información tratada
  • Adecuar, en relación con la tarea, el número y la duración de los periodos de descanso
  • Elegir un mobiliario de trabajo adecuado a las tareas a desempeñar, y que cumpla ciertos requisitos ergonómicos
  • Mantener dentro de los valores de confort los factores ambientales (ruido, iluminación, temperatura)
  • Aconsejar una adecuada nutrición en relación con el consumo metabólico producido en el trabajo.
La insatisfacción laboral

 

La insatisfacción laboral puede definirse como el grado de malestar que experimenta un trabajador con motivo de su trabajo.

Expresa en qué medida las características del trabajo no se acomodan a los deseos, aspiraciones o necesidades del trabajador.

¿Cuál es la causa de la insatisfacción laboral?

Hay diversas causas que pueden provocar insatisfacción laboral, entre las mas destacadas se encuentran:

  • El salario: cuando el trabajador se siente discriminado con respecto a otros que realizan el mismo trabajo y son mejor remunerados.
  • La falta de responsabilidades e iniciativa para el desempeño de su tarea; cuando todo está decidido de antemano y el trabajador se limita a seguir un programa.
  • Las malas relaciones en el ambiente de trabajo
  • El trabajo de poco contenido
  • La presión de tiempo
  • Las dificultades para promocionar dentro de la empresa
  • La ausencia de participación
  • La inestabilidad en el empleo

La insatisfacción repercute de forma negativa en la salud de los trabajadores y en la empresa:

  • La salud de los trabajadores, asociada a ciertos síntomas psíquicos un sentimiento desmotivador, una actitud negativa hacia el trabajo, ansiedad, etc
  • Sobre la explotación, porque se relaciona con el absentismo y con una actitud negativa hacia la seguridad en el trabajo.

Para prevenir la insatisfacción laboral deben planificarse las cosas de modo que faciliten la participación y el trabajo en grupo, huyendo de los trabajos monótonos y repetitivos.

DIRECCIÓN

Calle Agustín de Bethencourt, 17 – 2ª Planta – Madrid 
(Horario de 08:00 a 15:00 horas)

CORREO ELECTRÓNICO

TELÉFONO

+34 91-533-67-64

ESCRÍBENOS

Privacidad

8 + 2 =

Para cumplir con la ley de Protección de Datos y qué tus datos esten seguros, debes de leer y aceptar la politica de privacidad de asajaprevencion.com

Responsable: Asaja Prevención

Finalidad: responder al mensaje que nos envíes a través del este formulario.

Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

Destinatarios: tus datos serán guardados en Arsenet SL, nuestro proveedor de email y hosting, que también cumple con el RGPD.

Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Puedes consultar toda la información sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Pin It on Pinterest

Share This