La exposición a sustancias peligrosas es cada vez más común en Europa. Estos compuestos pueden generar problemas de salud y/o enfermedades, llegando a plantear en algunos casos riesgos para la seguridad.

Si bien es cierto que existe legislación considerable en materia de protección de los trabajadores frente a las sustancias peligrosas, estas continúan, todavía hoy, suponiendo un riesgo importante para la salud y la seguridad de los operarios en el trabajo. Es habitual que las medidas se tomen demasiado tarde, pues los peligros no se ven o no se terminan de comprender, pues en muchos casos provienen exposiciones que pueden ser accidentales, tales como la exposición a humos o polvo.

Las técnicas de cultivo actuales obligan a gran parte de los agricultores a usar determinadas propiedades toxicológicas en sus labores. Entre estas sustancias destacan herbicidas, insecticidas, abonos, etc. El principal problema se encuentra en el uso incorrecto de estos productos o su empleo indiscriminado. Sin embargo, es también relevante mencionar la falta de conocimientos acerca de su toxicidad o manejos.

Y es que los efectos tóxicos que estas sustancias pueden producir sobre el organismo pueden ser corrosivos, irritantes, neumoconióticos, asfixiantes, anestésicos, sensibilizantes, cancerígenos, mutágenos, teratógenos y/o sistémicos. Y muchos de ellos pueden manifestarse de manera aguda o crónica.

Ante este escenario, es importante concienciar sobre la necesidad de crear una cultura de prevención de riesgos laborales, en la que directivos y empleados han de trabajar unidos. El fin de la misma no debe ser otro que adquirir una rutina de prevención y protección.

Entre el 21 y el 25 de octubre se celebra la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, bajo el marco de la gestión activa y participativa de la seguridad y la salud en el lugar de trabajo. En esta ocasión se centra en la prevención ante la exposición a las sustancias peligrosas. Organizada por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), reúne diferentes actos con el fin de concienciar sobre la materia tanto en la UE, como en el resto del mundo.

Desde ASAJA Prevención, firmemente concienciados con la seguridad laboral en las faenas agropecuarias, queremos recordar una serie de medidas para usar productos químicos de manera segura:

  • Utilizar los siguientes equipos de protección individual: gafas de montura integral; guantes contra agresiones químicas; ropa de protección contra productos químicos líquidos con uniones herméticas a las pulverizaciones; equipo filtrante mixto contra partículas, gases y vapores orgánicos e inorgánicos; y calzado de seguridad resistente a los productos químicos.
  • Usar el producto según lo establecido por el fabricante en la ficha técnica del producto.
  • Tener acceso y consultar la ficha de datos de seguridad del producto, donde se indican los riesgos y medidas preventivas del producto, así como las medidas a tomar en caso de emergencia. Esta debe ser facilitada en el momento de la primera entrega del producto.

 

 

Si tienes cualquier duda puedes consultar nuestro gabinete de asesoramiento gratuito. Contacta con nosotros:

En la oficina de Asaja Nacional:

Calle Agustín de Betancourt, 17 – 2ª Planta (Madrid)

En el teléfono:   91-533-67-64

Por correo electrónico:

eva.prevencion@asaja.com

ugarrio.prevencion@asaja.com

 

Pin It on Pinterest

Share This