Tips para evitar lesiones durante la vendimia

 

Estamos en época de vendimia. Una labor agrícola que, al igual que otras, requiere de trabajo físico y, por tanto, que hace que resientan la espalda y las muñecas de manera especial. Podemos decir que la vendimia es un claro ejemplo de riesgos físicos por la realización de actividades forzadas y la repetición de movimientos. Por ello, es importante recordar algunas recomendaciones para prevenir lesiones realizando esta tarea.

Llamamos posturas forzadas a aquellas posiciones del cuerpo que son fijas o restringidas, posturas que producen carga estática en la musculatura, es decir, que hacen que se sobrecarguen músculos, tendones, articulaciones, etc. Algunas de las medidas preventivas son:

  • Mantener una postura adecuada. Espalda lo más recta posible y, al agacharse, flexionar las rodillas.
  • Evitar los movimientos extremos alejados de posturas neutras.
  • Sentarse o agacharse apoyando una rodilla en el suelo, en aquellos casos en los que se vaya a estar trabajando a nivel de suelo durante un tiempo prolongado. Si se puede, utilizar un taburete que sea ligero.
  • Apoyarse con una mano al agacharse y levantarse del suelo.
  • Sentarse en el suelo con las piernas cruzadas, evitando estirarlas completamente.
  • Minimizar la inclinación de la espalda flexionando las rodillas.

Por otro lado, por movimientos repetitivos entendemos a los trabajos con la parte superior del cuerpo humano que se realizan de manera continuada en forma de ciclos de trabajo similares. Cada ciclo se parece al siguiente en la secuencia temporal, en el patrón de fuerzas y en las características espaciales del movimiento. Las medidas preventivas para evitar las lesiones por estas actividades pasan por la elección de unas correctas herramientas manuales. Estas deben disponer de:

  • Bordes de corte afilados.
  • Correcta empuñadura, no deslizante y en buen estado.
  • Adaptadores para las herramientas de labranza.

Al mismo tiempo, se recomienda también evitar agarres de pinza o con la punta de los dedos, pues lo correcto es utilizar toda la palma de la mano. También se deben utilizar guantes de la talla adecuada y que no interfieran en el agarre de las herramientas.

En esta línea, dado que la vendimia es un trabajo que se realiza a la intemperie, estando sujeta a la climatología, hay que utilizar también una serie de equipos de protección individual (EPI) para evitar los riesgos de accidente. Además de los guantes, hay que disponer a su vez de vestuario adecuado, gorra o sombrero, crema de protección solar y gafas. Es de gran importancia que los trabajadores estén bien hidratados, bebiendo agua así como bebidas isotónicas.

 

 

Si tienes cualquier duda puedes consultar nuestro gabinete de asesoramiento gratuito. Contacta con nosotros:

En la oficina de Asaja Nacional:

Calle Agustín de Betancourt, 17 – 2ª Planta (Madrid)

En el teléfono:   91-533-67-64

Por correo electrónico:

eva.prevencion@asaja.com

ugarrio.prevencion@asaja.com

Pin It on Pinterest

Share This